Académicos y estudiantes participaron de taller de vigilancia tecnológica

La actividad permitió a los participantes conocer en qué consisten estas destrezas que ayudan a tomar decisiones en relación a proyectos e investigación.



img

En un entorno globalizado, donde las tecnologías avanzan con rapidez y se conocen cada día nuevos descubrimientos científicos, la vigilancia tecnológica es una herramienta necesaria para conocer estos progresos.

Esta técnica permite el procesamiento de la información que aparece en revistas científicas, congresos y portales que dan a conocer patentamientos de productos, entre otros, que son analizados para entender mejor el entorno y reflexionar acerca de la dirección que se deben tomar en relación a proyectos, investigaciones o para la utilización de nuevas metodologías.

Algunas universidades en Chile ya están adoptando estos análisis, siendo la Universidad de Talca una de las pioneras en crear una Unidad especializada, que se ubica en la Facultad de Ingeniería y que apoyada por el Proyecto Ingeniería 2030.

Esta oficina trabaja en analizar de manera organizada los avances en ámbitos de la ciencia y tecnología en los que investigan los académicos de este lugar. De esa forma, quienes requieren del servicio pueden solicitar a la Unidad información respecto de un determinado tópico, documentación que será reunida y analizada por especialistas, quienes entregarán detalles de lo que actualmente se desarrolla en ese ámbito.

“La vigilancia tecnológica es importante para el trabajo que realizan las Universidades porque entrega información de mucha calidad con un ahorro importante de tiempo, y que permite optimizar las inversiones que se realizan en líneas de investigación, además con ella se apoya la postulación de nuevos proyectos”, señaló Sergio Cerda, encargado de la Unidad de Vigilancia Tecnológica de la Facultad de Ingeniería de la UTalca.

Es tan importante su misión en la actualidad, que las tres Universidades que trabajan mancomunadamente en el proyecto Ingeniería 2030 y que conforman la Macrofacultad de Ingeniería, que son las Universidades de Talca, Biobío y La Frontera, están avanzando en la instalación de estas herramientas, y realizando talleres en sus respectivas ciudades para dar a conocer el gran potencial que existe en la utilización de este recurso.

“Queremos acercar más la vigilancia tecnológica al quehacer de los académicos de las tres casas de estudio vinculadas a la Macrofacultad de Ingeniería y además tomar sus sugerencias para mejorar el trabajo que estamos efectuando. Junto con ello acercarnos a otras oficinas al interior de las Universidades que están a cargo de temas relacionados a la investigación y desarrollo, incubadoras y oficinas de trasferencia, entre otros”, indicó Cerda.



Debe estar registrado para poder comentar.

;