Ingenieros de clase mundial: Un requisito para enfrentar desafíos al 2030



img

Diversas demandas han surgido en los últimos años desde el sector público y privado, tanto en materias de eficiencia energética, como en la generación de soluciones que apunten a disminuir el impacto ambiental, así como en la necesidad de crear innovaciones y emprendimientos enfocados a mejorar la productividad o generar medidas frente al desafío que impone la adaptación al cambio climático. En este escenario, el rol de los estudiantes y futuros profesionales será decisivo para avanzar hacia el desarrollo sostenible y el aumento de la competitividad tanto de la región como del país.

Uno de los principales requisitos para que Chile y sus regiones alcancen un mayor desarrollo, está relacionado con la capacidad de mantener altas tasas de crecimiento, razón por la que una economía que tenga un mayor potencial competitivo y de alta productividad, en la que el valor agregado provenga desde el conocimiento que se puede generar en las universidades, será determinante.

Según la experiencia internacional, la capacidad de crear emprendimientos con altos factores de innovación, es imprescindible al momento de pensar en cómo aumentar la competitividad de un país, como también lo es el desarrollo tecnológico, que va de la mano con la creatividad y el mejoramiento de las tecnologías ya existentes, para optimizar recursos y hacer más eficientes los procesos productivos.

Por esta razón y para asumir los desafíos que el país demanda en materias de desarrollo y competitividad, las facultades de ingeniería de la Universidad de Talca, del Bío-bío y La Frontera,, se han unido para crear la MacroFacultad de Ingeniería, iniciativa interinsitucional y multidsciplinaria, que con apoyo de Corfo tiene el objetivo de formar ingenieros con competencias globales, con una fuerte orientación en ámbitos de desarrollo, transferencia tecnológica, innovación y emprendimiento con base en I+D aplicada.

En este contexto, el Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca, Claudio Tenreiro, explicó que, “La adaptación al cambio y los desafíos globales son elementos fundamentales para tener en cuenta en la ingeniería asertiva y oportuna, que decodifica las necesidades de la sociedad y presenta soluciones que minimizan los impactos adversos en las personas y el medio ambiente, por esta razón, el proyecto es una plataforma que impulsa los cambios necesarios para formar ingenieros con capacidad de innovar y emprender”.

Para lograr el fortalecimiento de la competitividad de las regiones del Maule, Bío-bío y La Araucanía, el proyecto contempla realizar un mejoramiento continuo en las capacidades y competencias en la formación de capital humano, así como en la infraestructura y equipamiento enfocado a la investigación, el desarrollo, la innovación y el emprendimiento local, razón por la que otro foco de la iniciativa es apuntar a la articulación con las empresas y el sector público.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, comentó que, “Este programa es una ambiciosa apuesta por producir una transformación profunda en la formación y en las habilidades que adquieren los estudiantes de ingeniería en nuestro país. En un mundo globalizado y con múltiples oportunidades basadas en la adopción de tecnología y el desarrollo de innovaciones, los ingenieros del futuro son una pieza clave. Por esto, potenciar el desarrollo de capital humano especializado y la transferencia tecnológica es fundamental para que la investigación no se quede sólo en el ámbito académico, si no que se traduzca en bienes y servicios competitivos”.

Cabe destacar que el proyecto tiene seis años de cobertura y permite poner a disposición de los académicos y estudiantes, un importante apoyo para el planteamiento y ejecución de actividades para desarrollar soluciones que apunten a mejorar diversos aspectos de la sociedad y también de la industria, con el objetivo de mejorar la competitividad de la Región del Maule.

Según comentó el Director Ejecutivo de MacroFacultad, Carlos Toledo, “Otro foco importante de este proyecto es la capacidad de complementar la formación de nuestros ingenieros, agregando capacidades para proveer inteligencia y soluciones tecnológicas al mercado, así como fortalecer el surgimiento de emprendimientos innovadores y nuevas iniciativas de negocios que involucren a estudiantes, ex alumnos y académicos, para que sean el motor de crecimiento, posibilitando una mayor competitividad a un nivel global”.



Debe estar registrado para poder comentar.

;