Centro de Bioinformática se adjudicó más de MM$ 220

Adquirirá nuevo equipamiento para investigación y se transformará en uno de los centros de cómputos más completos y con tecnología de última generación.



img

Investigaciones que ayudan a encontrar formas de combatir enfermedades, mejorar plantaciones o buscar alternativas para que ciertos vegetales enfrenten de mejor manera el cambio climático, son algunos de los estudios que se realizan en el Centro de Bioinformática y Simulación Molecular (CBSM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca y que los sitúa como uno de las principales entidades en este ámbito en Chile.

Lo anterior, unido a una serie de proyectos de investigación nacionales e internacionales que ejecutan los científicos del centro, el CBSM postuló a fondos del Concurso Fondequip 2016 de Conicyt. A través de esta vía, obtuvo financiamiento por más de 220 millones de pesos, que se suman a 40 millones que invierte la Universidad, para renovar uno de sus clúster computacionales que les permiten realizar algunas de sus simulaciones moleculares.

“Renovaremos las capacidades de cómputo que tiene el centro y que como toda tecnología debe ser actualizada, mejorando así las escalas de tiempo en las que se hacen las simulaciones moleculares. Debido a la alta cantidad de información que procesamos necesitamos contar con equipos que nos permitan hacer ciertos cálculos de gran tamaño y que son complejos,”, señaló la directora del CBSM, Wendy González, quien junto a los profesores Julio Caballero y Jans Alzate presentaron la propuesta al Conicyt.

La académica explicó que esperan que con estos nuevos equipos computacionales puedan reproducir de manera más real los movimientos de proteínas y los fenómenos biológicos que ocurren en ellas en un determinado tiempo, ya que se aumentará la capacidad con la que cuentan en 10 veces. Esto se debe a que el clúster de computadores tendrá una tecnología basada en unidades de procesamiento gráfico (GPU), que es lo que se usa en los centros internacionales y que significa mejorar el rendimiento computacional.

“Hasta ahora sólo podíamos simular escalas de tiempo de nanosegundos y con los equipamientos que adquiriremos será posible analizar fenómenos biológicos en tiempos de microsegundos, es decir mil veces más grandes en escala de tiempo, lo que significa ver fenómenos mucho más reales”, precisó.

González explicó que estos nuevos equipamientos no solo serán utilizados por el centro, sino también beneficiarán a científicos de otras áreas de la propia Universidad, que desarrollan investigaciones conjuntas con el CBSM. Es el caso del Instituto de Ciencias Biológicas, la Facultad de Ciencias de la Salud y el Instituto de Química de Recursos Naturales, que trabajan en genómica y química cuántica, entre otras, además de instituciones externas como las Universidades de Antofagasta o Austral de Chile, con las que se encuentran asociadas.

El decano de la Facultad de Ingeniería, Claudio Tenreiro, destacó la importancia de este nuevo proyecto adjudicado al centro. “El área de bioinformática y simulación molecular de nuestra Universidad, se encuentra muy consolidada y cuenta con un importante número de investigadores que trabaja a un excelente nivel internacional, creemos que esto posicionará al Centro con más fuerza en el ambiente científico mundial”, puntualizó.

Fuente: http://www.utalca.cl/link.cgi/SalaPrensa/Conocimiento/10547



Debe estar registrado para poder comentar.

Últimas Noticias Facultad

Ver más